El Paradigma y la Complejidad

Vamos a poner como ejemplo al hombre primitivo, los australopitecos por  ejemplo, vivían en grupos, cazaban y todos eran capaces de realizar distintas tareas para sobrevivir. Interaccionaban entre sí y con la comunidad aprendían, experimentaban y así se produjo la especialización. Y TODO CAMBIÓ. Se produjo en nuevo nivel de organización social, un nuevo PARADIGMA, una nueva COMPLEJIDAD.

En las últimas décadas hemos llegado a un nuevo estadio de conocimiento, con una nueva forma de vida, con nuevos límites y creíamos que todo se estabilizaba, a veces incluso creíamos que esa estabilidad era para siempre, pero sólo era EL FIN DE UN PARADIGMA.

En realidad era una estabilidad transitoria, que tenía como objetivo aprender profundamente de la situación en la que nos encontramos, para poder realizar otro nuevo salto evolutivo. Entrar en un NUEVO PARADIGMA.

Es muy curioso porque ese salto, que es de más conocimiento, de más vibración y seguramente de más energía, siempre viene de la mano de una crisis, que puede ser pequeña o grande y que hace que se rompa la estabilidad anterior y nos podamos dirigir hacia la nueva.

El único secreto para tener un  FELIZ CAMBIO DE PARADIGMA, es no pelearse con los cambios, si no agradecerlos y vivirlos como una aventura.

No Comments

Post A Comment